Número anterior

Álvaro Longoria: The propaganda game


 

Álvaro Longoria (Santander, Cantabria, 1968) es un director de cine, productor y actor español. Fundador de Morena Films, es principalmente conocido por producir películas de la talla de Che, el argentino (2008) dirigida por Steven Soderbergh y con Benicio del Toro como actor principal, Habitación en Roma (2010) y La zona (2007). Igualmente su fama le viene por producir algunos documentales como Comandante de Oliver Stone e Hijos de las Nubes, la última colonia (documental que ilustra el conflicto saharaui), dirigida por el propio Álvaro, ganador del Premio Goya a la mejor película documental en 2013, y protagonizada por Javier Bardem.

Nacido en 1968, Álvaro Longoria se gradúa "cum laude" en 1990 por la Universidad de Boston y en 1995 obtiene un master en el Stern School of Business de la Universidad de Nueva York. En 1999 funda, junto con otros socios, la productora Morena Films, produciendo largometrajes, documentales y ficción para televisión. En 2012, Álvaro se estrena como director con "Hijos de las Nubes, la última colonia", un documental sobre la situación del pueblo saharaui, co-producido por Javier Bardem.

Como productor ha participado en las siguientes películas: Alacrán Enamorado (2013) dirigida por Santiago Zannou. 7 Días en La Habana (2012) dirigida por Benicio del Toro, Pablo Trapero, Elia Suleiman, Julio Medem, Gaspar Noe, Juan Carlos Tabío y Laurent Cantet). Astérix & Obélix, al Servicio de su Majestad (2012) dirigida por Alain Chabat. El Monje (2011) de Dominik Moll. Habitación en Roma (2010) de Julio Medem. Che: El Argentino (2008) de Steven Soderbergh. Che: Guerrilla (2008) de Steven Soderbergh. La Zona (2007) de Rodrigo Plá. El carnaval de Sodoma (2006) de Arturo Ripstein.

Documentales: Hijos de las nubes, la última colonia (2012) dirigida por Álvaro Longoria. Últimos Testigos (2009) dirigidos por José Luis López-Linares y Manuel Martín Cuenca. Iberia (2005) de Carlos Saura. Looking for Fidel (2004) Oliver Stone. Comandante (2003) Oliver Stone. Caballé, más allá de la Música (2003) de Antonio A. Farré. Persona non Grata (2002) Oliver Stone. Cuatro Puntos cardinales (2002) de Manuel Martín Cuenca, José Manuel Campos, Pilar García Elegido y Natalia Díaz. Portman, a la sombra de Roberto (2001) dirigida por Miguel Martí.

   

¿Cómo nace "The propaganda game"?

Yo llevaba mucho tiempo intentando hacer un documental sobre Corea del Norte. Originalmente la idea era hacer un documental en la línea de “Comandante”, dirigido por Oliver Stone, pero no había forma de contactar con las autoridades norcoreanas. Al final oí hablar de Alejandro en un periódico, le contacté por Facebook en 2014 y aquí estamos.

Cuéntanos la sinopsis

¿Crees que sabes algo de Corea del Norte? Probablemente lo que has leído o visto en los medios de comunicación esté muy lejos de la realidad.

Y ahora que conocemos la sinopsis, ¿sobre qué trata?

Corea es el país más cerrado del mundo, eso genera fascinación e interés, pero también presenta un campo de batalla ideal para la propaganda. Entramos en Corea de la mano de Alejandro Cao de Benós, el único extranjero que trabaja para el que quizá sea el último país comunista. Lo que allí vemos y escuchamos de boca de los propios norcoreanos es muy distinto a los que cuentan los disidentes y las ONGs desde fuera del país. Al final, intereses económicos y estratégicos están detrás del statu quo y de la manipulación de la información, todas las formas de propaganda se dan alrededor de este misterioso país.

   

Personalmente, ¿qué fue lo que te llevó a dirigir una historia como ésta?

Me apasiona profundizar en temas que afectan a nuestra vida diaria y dar el poder a los espectadores para que teniendo la información necesaria generen sus propias ideas.

¿Cuáles consideras que son las influencias más importantes en las que te inspiras a la hora de desarrollar el guión?

La inspiración viene de muchas fuentes distintas, en este caso me inspiré en un documental de Walter Ruttman de los años 20, Berlín, Sinfonía de una ciudad, que me recomendó mi amigo el fotógrafo Martin Sampedro. Es mudo, pero genial. Mi docu se puede ver en silencio también.

¿Cuáles fueron los principales apoyos a la hora de producirla?

El primer apoyo fue del equipo de mi productora, Morena Films, sin ellos no podríamos haberlo hecho. También fuera de España me apoyaron el canal canadiense CBC, Memento, agente de ventas internacionales y UTA, la agencia americana. En España no conté con apoyos de TVs.

¿Y los cuáles son los principales retos que tuviste que superar para que el proyecto se hiciese realidad?

Mucha gente era reticente al principio ya que muchos me acusaban de hacer propaganda en vez de retratarla.

Háblanos de las fórmulas de financiación.

Think Global, España no es país para documentales.

Preséntanos a los actores.

Alejandro Cao de Benós, español de origen noble, coronel del ejército de la República Democrática Popular de Corea. El único extranjero que trabaja para este gobierno.

Seguro que durante el rodaje hubo muchas anécdotas. Cuéntanos algunas.

La película es principalmente eso, una serie de anécdotas que reflejan una realidad, un road movie de un ciudadano normal intentando entender más sobre este enigmático país.

   

¿Qué tal ha funcionado el equipo técnico? ¿Podrías presentarnos a sus integrantes?

Sólo pudimos ir 3 al viaje, Diego Dussuel y Rita Noriega. Aquí se quedaron Marta Gila, directora de producción y mi mano derecha en todo esto; Charly Schmukler, que ha hecho el sonido, y Fernando Velázquez, el compositor de la música original. La coproductora en Francia es Alexandra Lebret, y en Alemania Tanja Georgieva. Fernando Velázquez, Ana Castañosa, David Atlan-Jackson y Joel Thibout son productores asociados.

¿Cómo se llevó a cabo la postproducción? ¿Cuál fue la pieza clave de esa fase?

Los archivos eran clave, también queríamos hacer que la gente viese Corea como nunca se había visto, en Madrid en Luciérnaga hicieron el color que es casi Technicolor, y Rafa Celda y su equipo ayudaron con los grafismos y mapas.

Háblanos de la banda sonora.

Combinamos música popular coreana con música original de Fernando Velázquez que hace un trabajo fantástico.

Ahora que ya puedes ver la película terminada, ¿qué es lo que, personalmente como espectador, más te gusta?

Muchos detalles que quizás nadie más vea.

   

¿Y de qué te sientes más satisfecho como director?

El hecho de ser director ya es una satisfacción increíble.

¿Qué le dirías a un espectador para recomendarle que viese la película?

Se va a divertir y saldrá sabiendo mucho más no sólo sobre Corea del Norte sino sobre cómo es manipulado.

Háblanos de su distribución.

La película la estrena Betta en salas y vod a finales de octubre.

¿Qué supone para el equipo estar en San Sebastián?

San Sebastián es un sello de calidad, un escaparate internacional y en general un honor haber sido seleccionados.

¿Sientes que merece la pena el enorme esfuerzo que supone hacer un documental?

Claro, qué pregunta.

¿Qué opinas del panorama actual del cine independiente?

“Soy optimista, me pareció la mejor opción.” - Winston Churchill.