Número anterior

Brenda Greco y Mariana Livieri: Roxi tenía razón


 

Dos chicas que son mantenidas por un fotógrafo descubren indicios de que mató a una modelo, aprovechando esto como excusa para desvincularse se escapan de la casa, sobreviviendo en bares, conquistando chicos y durmiendo en un hostel barato.

Mientras una busca trabajo y una vida nueva, la otra prefiere regresar a la casa del fotógrafo donde descubre a dos nuevas chicas ocupando sus lugares.

   

¿Cómo nace "Roxi Tenía Razón"?

En nuestro último año de la carrera Diseño de Imagen y Sonido en la Universidad de Buenos Aires, cursábamos una materia en la que se desarrollaba un proyecto de manera anual, nosotras decidimos aprovecharla haciendo nuestro primer largometraje.

Y ahora que conocemos la sinopsis, ¿sobre qué trata?

Hablamos del cierre de ciclos, de las etapas cumplidas y como cuesta a veces tomar el envión para dar vuelta definitivamente una página que no va más. Abordamos las temáticas que nos preocupaban en aquel momento, sobre arriesgarse, salir del lugar conocido y explorar lo nuevo. Cambiar las cosas que no te gustan puede ser tedioso, intentamos llevar la película por el lado del humor para poder sacarle peso a lo complicado, con unas protagonistas que funcionaran como alter egos nuestros, pero más despreocupadas y exageradas. Nos permitimos jugar también con los géneros cinematográficos, con las situaciones y los personajes, nosotras incluso tenemos unos pequeños papeles interpretando los alter egos de nuestras alte regos, esas chicas que las reemplazan en la casa.

Personalmente, ¿qué fue lo que les llevó a dirigir una historia como ésta?

Fue un momento especial donde se dieron muchas cosas juntas, por un lado nosotras como directoras compartíamos bastante el punto de vista y temas que queríamos sacar afuera, eso hizo el proceso mucho más sencillo y divertido. Escribir la película fue necesario para ambas para poder atravesar una etapa llena de cambios. Por otro lado la universidad fue un buen marco, nos servían las devoluciones de los docentes así como también las de nuestros compañeros, muchos de los cuales eran parte del equipo técnico.

¿Cuáles consideran que son las influencias más importantes en las que se inspiraron a la hora de desarrollar el guión?

Alguien a quien admiramos mucho es Martín Rejman, nos gusta mucho el tono que maneja; de Brian de Palma tomamos muchos elementos para trabajar el suspenso (incluso un fragmento de su película 'Sisters'), y de 'Daisies' de V?ra Chytilová hay mucho del espíritu de nuestras protagonistas.

¿Cuáles fueron los principales apoyos a la hora de producirla?

Mucha gente colaboró con la película, compañeros de la facultad, docentes, familia, amigos, actores, locaciones prestadas, gente que realmente trabajó muchísimo. El equipo técnico casi en su totalidad actúa en algún momento, como personaje secundario o como extra.

   

¿Y los cuáles son los principales retos que tuvieron que superar para que el proyecto se hiciese realidad?

Toda la peli fue un gran reto, y eso es algo de lo que te das cuenta en el proceso de hacerlo. Por eso para nosotras la película fue un gran aprendizaje, no solo a nivel realización sino a nivel personal.

Podríamos decir que uno de los principales retos fue el tiempo del que disponíamos, cumpliendo con los tiempos que establece la universidad para realizarla.

Háblanos de las fórmulas de financiación de la película.

No tenemos fórmulas, porque la financiamos nosotras.

Preséntanos a los actores.

Ayelén Canay interpretó a Chica Uno, romántica, soñadora, pero de carácter; Brenda Carciochi a Chica Dos, relajada, simpática y emprendedora; Gabriel Bosisio fue el fotógrafo exitoso, misterioso y algo siniestro; Gonzalo Senestrari el biógrafo, temeroso, torpe y solitario. Nosotras interpretamos a las chicas Tres y Cuatro, lo que serían los alteregos de nuestros alter egos. Sabrina Macci la modelo en peligro; Marcos de la Luna fue un verborrágico veterinario; Guillermo Masse el cantante de la banda punk; Gonzalo Moiguer el Chico de Bonete y Carolina Suar Mendi fue Roxi, la vidente que lee las borras de café.

Seguro que durante el rodaje hubo muchas anécdotas. Cuéntanos algunas.

Quizás las escenas más divertidas de grabar fueron en las que aparece la Hamster, apodada Roxi por nosotras. Como todo animal estaba un poco reticente a hacer las tomas, se hizo pis y mordió un poco.

También cuando Marcos hizo su performance en la escena de la muestra de arte fue muy difícil para todo el equipo técnico mantener la compostura, y cuando se gritó corte estallamos todos en risas contenidas.

¿Qué tal ha funcionado el equipo técnico? ¿Podrías presentarnos a sus integrantes?

Genial, como contábamos trabajaron muchísimo y hasta actuaron pequeños papeles. Solange Alvarez Zanino, nuestra asistente de dirección fue vital para todo el trabajo con los actores y sobre todo en los rodajes a la hora de organizarnos, fue una gran soporte para nosotras. Laura Martinez Corfield desde la producción nos acompañó también en todo momento, fue un gran apoyo para las dos a la hora de materializar lo que habíamos escrito. Gonzalo Moiguer y Rodrigo Meléndez fueron los dos directores de fotografía, ellos fueron una pieza fundamental para pensar la película no solo desde la imagen sino también desde el concepto. Irvin Castro Acuña en cámara nos proporcionó la mirada necesaria para completar un equipo de foto genial. Juan Acuña con el diseño sonoro fue nuestro gran aliado, siempre preparado para su tarea y ayudándonos un montón, junto con Santiago Davico como asistente en el área, a desarrollar nuestra idea inicial proponiendonos cosas nuevas. Amanda Bredeston en maquillaje supo entender desde un comienzo lo que queríamos como estética, sobre todo para las chicas, y le dió su toque especial. Franco Caligiuri Paolino y Melina Gutman estuvieron a cargo de la foto fija, hicieron un gran trabajo capturando momentos del rodaje y dejándonos un lindo recuerdo. Franco también hizo un video de backstage. Barbara Lavia como montajista fue una pieza elemental para terminar de contar esa historia que queríamos contar, dándole frescura con su gran talento. Ya al final en la etapa de postproducción Sebastián Pugliese en la banda sonora nos acercó aún más a la película que habíamos imaginado con la música original que compuso. Federico Caruso y Marcelo Granero dieron su mirada particular para sintetizar en imágenes el mundo de la película, desde el diseño gráfico en la realización del poster y piezas promocionales.

   

Háblanos de la banda sonora.

La banda sonora original fue realizada por Sebastián Pugliese, cuando nos reunimos con él tratamos de ser muy concretas respecto del tono y cosas queríamos generar con la música en la película. Él lo entendió a la perfección y estamos muy contentas con el resultado final. Por otro lado decidimos poner bandas contemporaneas argentinas que nos gustaran y que reflejaran el espíritu del film. La canción del principio es de Gente Conversando, se llama Sexo inteligente y la hicieron especialmente para la película, además de tocarla en la escena. También suenan en la película The Calefons, Viva Elástico, Riel y Coco.

Ahora que ya pueden ver la película terminada, ¿qué es lo que, personalmente como espectadoras, más les gusta?

Nos gusta el ritmo que tiene, la frescura que tiene en las actuaciones, nos pasa cuando la vemos despues de algun tiempo que nos alegra haber hecho lo que quisimos, los riesgos que tomamos a veces rozan el delirio, la peli nos divierte y eso era uno de nuestros retos.

¿Y de qué se sienten más satisfechas como directoras?

Como directoras nos satisface haber escrito algo y que un montón de gente nos siguiera en esa locura con tanta dedicación.

¿Qué le dirían a un espectador para recomendarle que fuese a ver la película?

Le diríamos que va a ver una película donde se va a divertir y una historia con la que quizás puedan identificarse.

Hábladnos de su distribución.

La película se estrenó en Punta del Este, Uruguay en Septiembre y ahora se estrena en Argentina el Miércoles 14 participando del Festival de Cine Inusual de Buenos Aires, competencia largometrajes ficcionales. Pensamos seguir mostrándola en la mayor cantidad de lugares posibles y quizás a futuro subirla a internet para que se pueda ver masivamente.

   

Festivales de cine, ¿qué sensaciones tienen en este aspecto?

El estreno en Uruguay en el marco de Cinefem, Festival de Cine de la Mujer fue una experiencia muy enriquecedora por las realizadoras que conocimos de las cuales nos llevamos el contacto para hacer futuros proyectos. Ahora se estrena en Buenos Aires en el Festival de Cine Inusual de Buenos Aires y es un placer ser parte de un festival que reúne una cantidad de títulos tan variados y que ayuda muchísimo a la visibilidad de nuevos realizadores.

¿Sienten que merece la pena el enorme esfuerzo que supone hacer cine?

Creemos que todo ese esfuerzo es compensado con el resultado y las posibilidades que abre el hacer una película, en el crecimiento profesional así como también personal.

¿Qué opinan del panorama actual del cine independiente?

El cine independiente es el motor necesario para para dar voz a historias con la mayor diversidad posible, historias que hablan de los lugares de donde provienen y su manera particular de ver el mundo. Y por suerte hay muchos realizadores nuevos que hacen ese aporte y se animan a hacer cine sin demasiados recursos económicos. Lo vemos en nuestros compañeros de universidad así como también en toda una generación que tiene ganas de pensar el cine de manera diferente y propone desde la realización y la crítica un nuevo abordaje al lenguaje y sus potencialidades. Nunca hay que dejar de hacer y lo que realmente puja por salir va a salir y va a ser contado.