Número anterior

Guillermo guerrero: Los pies fríos


 

Es la segunda vez que el director y guionista Guillermo Guerrero trabaja junto a la actriz Beatriz Arjona. Este cortometraje ganó el Premio a la Mejor Actriz de la XIII edición de JamesonNotodofilmfest.

   

¿Cómo nace “Los pies fríos”?

Nace de una imagen que me vino a la mente y me pareció muy potente: una pareja sentada al borde de una piscina, con los pies en el agua, en pleno invierno. Con abrigos, bufanda, guantes... a partir de ahi desarrollé el motivo que lleva a esa pareja a realizar esa tortura tan fuera de lógica.

Cuéntanos la sinopsis

Al ser un corto muy cortito la sinopsis es más sugerente que descriptiva y dice algo así como: "Nadie avisó a Jacobo de que los juegos de pareja, al borde de una piscina, en pleno mes de enero, no eran una buena idea".

Y ahora que conocemos la sinopsis, ¿sobre qué trata?

Trata sobre la confianza en la pareja bajo el marco de las redes sociales.

Personalmente, ¿qué fue lo que te llevó a dirigir una historia como ésta?

Me fascina mucho observar el comportamiento de parejas en redes sociales como instagram en donde a base de likes y emoticonos se flirtea descaradamente en público pero al tratarse de una vida "virtual" parece no tener consecuencia en la vida real.

   

¿Cuáles consideras que son las influencias más importantes en las que te inspiras a la hora de desarrollar el guión?

Ninguna en particular. Me gustan los personajes retorcidos y las situaciones en las que no todo es lo que parece en un primer momento.

¿Cuáles fueron los principales apoyos a la hora de producirla?

Es un corto de producción muy modesta. Con un equipo de 5 personas, 2 actores y una cámara nos tiramos la manta a la cabeza y a rodar.

¿Y los cuáles son los principales retos que tuviste que superar para que el proyecto se hiciese realidad?

La localización fue lo más complicado de encontrar. Necesitábamos una piscina llena y en buen estado en pleno mes de enero, que tuviera cierto encanto y no estuviera muy lejos de Madrid. Finalmente la encontramos en Albacete.

Preséntanos a los actores.

Beatriz Arjona (ganadora del premio a mejor actriz en la pasada edición del Notodo Filmfest) es una actriz sevillana con la que llevo trabajando los últimos 5 años y no me canso. Es un torbellino de mujer tanto en comedia como en drama y este mismo otoño repetiremos en un tercer corto que cerrará una especie de trilogía que comenzó con "Canillita" y siguió con "Los pies fríos".

Con Nico Romero es la primera vez que trabajo y ha sido toda una revelación. El primer día que leímos el guión se llevó a su personaje a otro lugar totalmente distinto al que yo tenía en mente, más cómico, menos intenso y le compré la idea sin dudar.

Es un gusto trabajar con esta pareja.

Seguro que durante el rodaje hubo muchas anécdotas. Cuéntanos algunas.

El plano más importante del corto era el general en donde vemos a los personajes con los pies metidos en la piscina. La idea era rodar una o dos tomas del guión completo de este plano pero cuando llegamos a Albacete la temperatura no superaba los 2º, había vientos huracanados, empezaba a llover y el agua tenía una temperatura glacial. Cuando metieron los pies por primera vez sus caras eran un poema. Las piernas les dolían como si les clavaran agujas, una tortura vamos. Así que decidimos en que momentos concretos íbamos a usar el plano y rodamos lo justo. Creo que de los 3 minutos y medio que dura el corto, solo hay 10 segundos de plano pero vitales para contextualizar la historia,

¿Qué tal ha funcionado el equipo técnico? ¿Podrías presentarnos a sus integrantes?

Tengo la suerte de trabajar con un equipo genial desde hace muchos años. El centro son los hermanos Caque y Juan Trueba. Juntos realizamos todo el proceso de producción, guión, dirección y postproducción. Para este corto que incluía desplazamiento fuera de Madrid nos ayudaron Nuria Parrilla y Rafael Bernal en labores de producción.

Háblanos de la banda sonora.

El compositor es Alejandro Ventura, precisamente de Fuengirola. Es un fenómeno porque con una referencia es capaz de crear algo totalmente nuevo y que funciona mejor aún de lo que tenías en mente. La música nos ayudó mucho a crear esa atmósfera de tensión que tiene el corto.

Ahora que ya puedes ver la película terminada, ¿qué es lo que, personalmente como espectador, más te gusta?

Me sorprendió mucho en la proyección durante la gala del Notodo Filmfest escuchar risas en determinados momentos cuando el corto está lejos de ser una comedia, pero entonces entendí que la comicidad venía dada por el absurdo de la motivación de ella para hacer lo que hace y me gustó ver como el público llegaba todavía más lejos que yo.

   

¿Y de qué te sientes más satisfecho como director?

De la ambientación que conseguimos con tan poco. Es un corto muy sencillo y austero pero gracias al clima oscuro que acompañó, la localización, la música... creo que quedó algo por encima de los medios de los que disponíamos.

Háblanos de su distribución.

El corto lo distribuye deertfilms, una distribuidora que hemos creado nosotros mismos para mover nuestros trabajos, los de la gente de nuestro entorno y en un futuro próximo lo abriremos al resto de directores. Hasta ahora no habíamos encontrado una distribución que nos satisfaciera y que pudiéramos permitirnos y de momento estamos muy contentos con los resultados que estamos obteniendo con "Los pies fríos".

¿Qué supone para el equipo la selección en el Festival de Cine de Fuengirola?

Nos hace mucha ilusión. Llegar a la selección de un festival como el de Fuengirola de entre todas las películas que se envían nos parece ya todo un logro.

¿Sientes que merece la pena el enorme esfuerzo que supone hacer cine?

Si lo haces y te pesa más el esfuerzo que la satisfacción es que esto no es para ti. Hoy nos acordamos del frío que pasamos, vemos el corto y la trayectoria que está teniendo y lo que más nos apetece es volver a ponernos a rodar.

¿Qué opinas del panorama actual del cine independiente en España?

Cada año nos llegan más y mejores películas que por lo general pasan desapercibidas en taquilla por una falta de medios a la hora de promocionarlas más que por ser un tipo de cine digamos difícil. Una de mis grandes favoritas del año pasado fue Loreak, y estoy convencido de que mucha gente de la que vio La Isla mínima, por ejemplo, habrían disfrutado mucho con esta.