Número anterior

Javier Marco: Casitas


 

Javier Marco es Ingeniero de Telecomunicaciones con un postgrado en Dirección de Cine.

Ha rodado videoclips, spots, promos y cortometrajes como " Tú o yo", " Casitas ", " Voluntario ", " 3 minutos", y " La soledad de la luna ".

Ha ganado más de 100 premios internacionales y nacionales como el Tribeca de Nueva York (EEUU), La Seminci, Festival Iberoamericano FIBABC, Almería en Cort , Festival de Cine de Manchester (Reino Unido), Festival de Cine Social Mundial (Italia), Festicine Pehuajó (Argentina), RNE y Notodofilmfest entre otros.

Casitas ha ganado más de 50 premios internacionales y obtiene más de 250 selecciones oficiales en menos de 1 año de distribución. También seleccionado en dos festivales de calificación para los Oscar® como el Festival de Cine de Cleveland y Festival de Cine de Heartland.

¿Cómo nace “Casitas "?

La idea nació de Belén Sánchez-Arévalo, la guionista con la que colaboro en todos mis cortometrajes. Según sus palabras, "Casitas" es muy autobiográfico, porque ella se encuentra en una situación parecida a la de los personajes.

Cuéntanos la sinopsis

"Casitas" cuenta un momento de la vida de dos personajes, Carlos y Marta. Viven en una casa con jardín, tienen un perro llamado Rocky. Incluso están esperando un hijo. Pero una vida no puede ser tan perfecta.

Y ahora que conocemos la sinopsis, ¿sobre qué trata?

"Casitas" es una metáfora del sentimiento de muchos treintañeros en la actualidad. Una generación increíblemente preparada, que ha pasado años estudiando y a la que se le ha prometido un tipo de vida que no corresponde con el que han acabado viviendo.

Personalmente, ¿qué fue lo que te llevó a dirigir una historia como ésta?

Cuando Belén me contó la idea, al ver que sólo era necesaria una localización, rápidamente me vino a la cabeza rodarlo en plano secuencia. Poder contar todo lo que se cuenta en "Casitas", esa metáfora del sentimiento de mucha gente en nuestro país en un solo plano, me apetecía muchísimo.

   

¿Cuáles consideras que son las influencias más importantes en las que te inspiras a la hora de desarrollar el guión?

A Belén y a mí nos encanta Woody Allen y Billy Wilder. Me atrevo a decir que son dos de sus referencias favoritas tanto en "Casitas" como en el resto de sus guiones.

Háblanos de las fórmulas de financiación de la película.

No contamos con ningún tipo de subvención para este cortometraje, está totalmente autofinaciado. Por suerte contamos con la ayuda de Canon, que nos prestó el equipo de cámara, por lo que pudimos reducir gastos. Y por supuesto la ayuda de la empresa Muebles Boom, que nos permitió rodar en su tienda en Alcorcón.

¿Cuáles fueron los principales apoyos a la hora de producirla?

Como comenté antes, Canon y Muebles Boom porque gracias a ellos abaratamos mucho el presupuesto final. Luego también poder contar con este equipo humano tanto técnico como artístico, hace que todo sea muy fácil.

¿Y los cuáles son los principales retos que tuviste que superar para que el proyecto se hiciese realidad?

Sin duda el mayor reto fue encontrar la localización. Visitamos muchas tiendas de muebles hasta que encotramos la definitiva, una empresa que nos abrió sus puertas de par en par y nos dió todo tipo de facilidades, Muebles Boom. En concreto el rodaje se desarrolló en su tienda de Alcorcón. Estuvimos toda la noche trabajando, e incluso colaboraron activamente en arreglar el set de rodaje o saliendo de extras.

Preséntanos a los actores.

"Casitas" tiene la suerte de contar con cinco grandes actores, Mariam Hernandez, Gorka Otxoa, Antonio Molero, Soledad Olayo y Akihiko Serikawa. Cuando nos confirmaron su participación en el proyecto fue una gran noticia, porque al ser un plano secuencia, un gran peso del tono y del valor del cortometraje recae sobre la espalda de los actores. Y por suerte nosotros pudimos contar con un reparto de auténtico lujo.

   

Seguro que durante el rodaje hubo muchas anécdotas. Cuéntanos algunas.

Sin duda que terminamos de rodar a las seis de la mañana. No podemos estar más agradecidos a todo el equipo, tanto artístico como técnico por toda su paciencia y profesionalidad. Tuvimos que reconstruir una de las paredes del set para facilitar los movimientos de cámara, y eso nos retrasó casi dos horas.

¿Qué tal ha funcionado el equipo técnico? ¿Podrías presentarnos a sus integrantes?

Si con el equipo artístico tuvimos la suerte de contar con un reparto de lujo, con el técnico no nos quedamos atrás. Se sumaron a "Casitas" un grupo de personas con un gran talento y profesionalidad. El director de fotografía, Jaime Martínez, que logró una iluminación muy coherente con la localización luchando con el complicado plano y con el espacio en el que se desarrolla la acción. Como stedicam contamos con Aitor Lekue, con el que ya habíamos trabajado anteriormente y del que no dudábamos que lograría este complicado plano secuencia. Para el sonido directo contamos con otro grande del sector, Roberto Fernández que se unió con su pértiga y sus micrófonos a esta coreografía que fue Casitas. Para el maquillaje, se unió al equipo Susana Haya, que además se animó a colaborar en todo lo que se le pusiera por delante, incluso a hacer de extra. Y por supuesto muchos más que hicieron posible que Casitas saliera adelante a las seis de la mañana.

¿Cómo se llevó a cabo la postproducción? ¿Cuál fue la pieza clave de esa fase?

Al ser un plano secuencia, el montaje ya estaba realizado durante el propio rodaje así que sólo faltaba la postproducción de audio y los créditos finales. Fue una postproducción relativamente sencilla.

Háblanos de la banda sonora.

De nuevo la suerte estuvo de nuestro lado, y contamos para el final del cortometraje y los créditos con un tema de Jimmy Barnatán, “I´m gonna find my way” de su disco After the blues times. Es la guinda final del cortometraje, te deja puesta una sonrisa el buen rollo que trasmite este tema.

Ahora que ya puedes ver la película terminada, ¿qué es lo que, personalmente como espectador, más te gusta?

El tono del corto me parecía complicado de conseguir pero creo que gracias a los grandes actores que tuvimos, quedó exactamente como estaba tanto en la cabeza de la guionista como en la mía.

   

¿Y de qué te sientes más satisfecho como director?

Del buen tono y sensación que deja Casitas en el público, y de haber logrado un plano secuencia tan complicado y con tantos movimientos en una localización tan pequeña.

¿Qué le dirías a un espectador para recomendarle que fuese a ver la película?

Lo que siempre digo es que espero que todo el que lo vea pase un buen rato. Queremos mostrar una realidad dura pero desde el sentido del humor.

Háblanos de su distribución.

Casitas se está moviendo tanto en festivales nacionales como internacionales. En su mayor parte lo estoy distribuyendo personalmente, porque gracias a las plataformas online se ha facilitado mucho el proceso. Son ya pocos los festivales que tienes que mandarlos físicamente por correos, la gran mayoría pueden enviarse por internet. El cortometraje está funcionando muy bien, con un total de 54 premios y más de 250 selecciones por el momento.

¿Qué supone para el equipo la selección en el Festival de Cine de Fuengirola?

Todas las selecciones nos hacen muchísima ilusión, porque conseguimos gracias a ellas que el cortometraje llegue al público. Respecto al de Fuengirola, estar entre los 16 cortos seleccionados de entre casi 600 cortometrajes que se presentaron es para nosotros toda una alegría. Además este festival está ya muy asentado y reconocido con cinco ediciones ya a sus espaldas.

¿Sientes que merece la pena el enorme esfuerzo que supone hacer cine?

Si realmente es lo que te gusta, como es mi caso, por supuesto que sí. Hay un dicho que dice que si trabajas en lo que te gusta, no trabajarás nunca más. Creo que esto se aplica en mi caso al hacer cine, porque a pesar de las horas que tengas que dedicarle a un proyecto, no las siento como trabajo, es lo que realmente quiero hacer todo ese tiempo.

¿Qué opinas del panorama actual del cine independiente en España?

El nivel del cortometraje Español es en la actualidad uno de los más altos a nivel mundial. En todos los festivales internacionales la presencia española es muy importante, llegando incluso a ser una de las más notables. Y por supuesto todos esos directores, guionistas… están dando el salto al largometraje y demostrando también su talento en el cine más independiente.