Número anterior

Juan Manuel Martín Palacios: Festival de Cine Alhama de Granada


 

El pasado 1 de junio se cerró el plazo de inscripciones al concurso de cortometrajes del V Festival Alhama Ciudad de Cine con un total de 118 obras presentadas.

Tras el visionado y valoración de todos los trabajos presentados, se hizo pública la selección de los cortometrajes que se proyectarán dentro de la sección oficial del concurso y optarán a los premios en las distintas categorías.

Aunque las bases preveían un máximo de 15 obras por categoría, finalmente se han seleccionado un total de 20 trabajos en la categoría ficción, debido al alto nivel de las obras presentadas en esta edición. Por otra parte, en la categoría animación serán 10 los trabajos que se proyectarán.

Los cortos seleccionados se proyectarán los días 18, 19 y 20 de agosto en la Sala de Audiovisuales del CIAG. Los ganadores en cada categoría se harán públicos el día 21 de agosto en la Gala final del festival y se proyectarán sus obras.

CORTOS SELECCIONADOS

Categoría de Ficción

  • 10 Miles to Besbee (Oriol Rigata)
  • 40 Aniversario (José Enrique Sánchez)
  • África (Álvaro Iglesias)
  • Casitas (Javier Marco)
  • Con la boca cerrada (Anna Farré)
  • Cowboys (Bernabé Rico)
  • Diving-in (Simon Intihar)
  • El día más feliz (Gaizka Urresti)
  • Hago bien en recordar (César Roldán)
  • La lotería (Shahir Daud)
  • Laisa (Carmen Gutiérrez)
  • Last memory (Juan Luis Moreno)
  • Lila (Carlos Lascano)
  • Line up (Álex Juliá)
  • Listen (Rungano Nyoni)
  • Metros útiles (David Cervera)
  • Pulsión sangrienta (Gerard Tusquellas)
  • Un mal trago (Mireia Juárez)
  • Wut (Sergi Martí)
  • Zugzwang (Yolanda Centeno)

 

Categoría de Animación

  • Arroz y fósforos (Javier Beltramino)
  • Dinner for few (Nassos Vakalis)
  • Dustin (Kristina Jaeger)
  • Musicidio (Ferriol Tugues)
  • Oa (Jaime Maestro)
  • Oripeaux (Sonia Gerbeaud)
  • Portrait of a wind-up maker (Darío Pérez)
  • Rupestre (Enrique Diego)
  • Wedding cake (Viola Baier)
  • Zepo (César Díaz)

 

La organización quiere expresar su más sincero agradecimiento a todos los cortometrajistas por su participación en esta nueva edición, y como no, dar la enhorabuena a los seleccionados.

Hablamos con el director del Festival, Juan Manuel Martín Palacios, sobre este joven Festival tan interesante.

   

Hace ya cinco años que nace el Festival de Cine de Alhama de Granada. ¿Cómo nació?

El Festival Alhama Ciudad de Cine nace como una iniciativa municipal de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Alhama de Granada, con la intención de recuperar el sabor de un cine de verano al aire libre y dar la posibilidad de mostrar en público el trabajo de los autores locales que desde hace años vienen realizando.

Personalmente, ¿qué fue lo que te llevó a dirigir un Festival como éste?

Comencé junto a mi hermano Salvador colaborando con el Festival Alhama Ciudad de Cine, ya que tenemos una larga trayectoria como cortometrajistas amateurs (Martin Brothers). Durante las dos primeras ediciones nuestra participación se limitó a la proyección de algunos de nuestro s cortometrajes realizados hasta la fecha. Es en 2013 cuando la Concejalía de Cultura decide confiarnos el Festival Alhama Ciudad de Cine, recayendo en mí las labores de dirección. Desde ese momento decidimos darle un nuevo enfoque al festival. Creamos el concurso de cortometrajes y diseñamos una imagen corporativa, “el Chino” en honor a la desconocida figura del alhameño Antonio Ramos Espejo (Alhama de Granada, 1875 - Madrid, 1944), pionero en llevar el cine a Asia entre otros méritos.

¿Cuáles han sido los principales apoyos para que el Festival exista?

Cómo tantos festivales, el principal apoyo a nivel económico ha sido institucional, tanto por parte del Ayuntamiento de Alhama de Granada como de la Excma. Diputación de Granada. A nivel humano cada edición es el resultado de muchas personas que aportan su granito de arena para hacerlo posible: dirección, miembros del jurado, trabajadores del Ayuntamiento encargados de poner en marcha la infraestructura de este “cine de verano”.

¿Y cuáles son los principales retos que tiene que ir superando para seguir siendo una realidad?

Por desgracia, para cualquier festival hoy en día los retos resultan complicados de afrontar sin dinero. Somos un festival joven con un presupuesto modesto, pero pese a ello intentamos mejorar en cada edición. Queda por superar la repercusión a nivel mediático, inculcar entre la población alhameña la afición por el séptimo arte, no sólo como meros espectadores sino como parte activa de ellos, un claro objetivo de este festival desde que tomé las riendas en 2013. Por otra parte nos gustaría incrementar la oferta de actividades paralelas al festival como charlas, talleres o exposiciones pero estas son cosas que confío llegarán con el tiempo.

Dicen los expertos que un festival se sostiene sobre tres bases igual de importantes: industria, público y medios. ¿Qué opinas al respecto?

Estoy completamente de acuerdo con esta afirmación. Es más que obvio que los festivales se nutren de la industria y sin ella, su existencia no tendría sentido. Por otra parte, es vital para la supervivencia de un festival, la afluencia de público. El público es sin duda el mejor indicativo de la buena salud de la que goza un festival y que las cosas se están haciendo bien. Por último, es evidente que los medios de comunicación son una parte fundamental a tener en cuenta para que cualquier proyecto de estas características funcione. Sin repercusión en los medios, todo el trabajo realizado se ve minimizado.

   

¿Cómo funciona el apoyo del público en el Festival de Cine de Alhama de Granada?

Hasta el momento, aunque tan solo llevamos cinco ediciones, el público está respondiendo positivamente al festival. Obviamente, al ser un festival muy al estilo del cine de verano, nuestro público es predominantemente local y familiar. De entrada libre, el festival tuvo en su última edición un aforo completo, más de cuatrocientas personas asistentes, gracias a la proyección de trabajos locales, realizados en colaboración con centros educativos del municipio.

¿Y el apoyo de la industria del cine?

Desde su primera edición el festival ha contado con la proyección de cortometrajes invitados, en colaboración con la muestra Mujeres de Cine de Granada, ganadores del Premio Goya, o el estreno de adelantos de series y documentales como “Canciones Rurales” de Michelle Cutller o “LEIMASI” de Nacho Toro. Por otra parte, en el concurso de cortometrajes que incluimos en 2013, hemos tenido una gran participación de cortometrajes profesionales, tanto nacionales como internacionales.

¿Y los medios de comunicación?

Como ya he dicho, lograr el posicionamiento en los medios de comunicación sigue siendo un reto por alcanzar y poco a poco intentamos que el festival suene algo. Por eso, el que medios como el vuestro nos dé la posibilidad para darnos a conocer es importante para lograr superar este reto.

¿Qué piensas que es lo más importante que necesita el Festival, ahora mismo, para seguir creciendo?

Una mayor repercusión en los medios de comunicación. Sólo con eso el festival podría atraer a más público, lo que repercutiría a su vez en contar con mayores presupuestos en futuras ediciones.

¿Cómo se hace la selección de películas? ¿Qué pasos debe de seguir, o qué características debe de tener una película para formar parte de vuestro festival?

El método de selección es bastante sencillo. Se hace un visionado previo de todas las obras presentadas por parte de los miembros de la organización. De este primer visionado se obtiene una criba inicial de en torno a 30 cortometrajes entre ambas categorías que son las que se pasan al jurado encargado de seleccionar los ganadores en las distintas categorías.

Los requisitos para participar en nuestro festival son los habituales de cualquier festival. Estamos abiertos a todo tipo de obras audiovisuales, sin hacer distinción entre amateur o profesional, y siempre que entren dentro de las categorías ficción y animación.

¿Influye el presupuesto a la hora de seleccionar una película?

Para nada. Como dijo Billy Wilder “las tres cosas más importantes de una película son: primero el guión, segundo el guión y tercero el guión. En definitiva, nos fijamos más en la historia y cómo se cuenta que con qué medios cuenta. Nos hemos encontrado con obras audiovisuales con una gran factura y presupuesto de hasta 70.000 euros, pero en ocasiones al servicio de una historia pobre y peor contada, y por el contrario nos han llegado obras de presupuesto modesto, amateur, pero que tenían muy claro lo que querían contar.

¿Qué opinas del panorama actual del cortometraje en España?

La crisis económica ha repercutido negativamente en el sector audiovisual, y esto incluye obviamente el mundo del cortometraje. A nivel profesional, se ha vuelto cada vez más difícil sacar un proyecto audiovisual adelante y las cifras lo demuestran con un descenso importante de cortometrajes registrados el año pasado. Por otra parte, el abaratamiento de equipos y el creciente protagonismo de las cámaras réflex y cámaras de cine digital low cost en este mundillo, ha posibilitado que más gente tenga al alcance realizar su cortometraje. Esto lo hemos podido comprobar en nuestra última edición, donde un importante número de los trabajos presentados son amateur o realizados sin el respaldo de una productora.