Número anterior

Lucio A. Rojas: Sendero


 

Realizada por la productora independiente Border Motion Cinema, el filme del director Lucio A. Rojas, “Sendero”, es un nuevo hito que se marca en el cine de género chileno, con el estreno en uno de los festivales de cine fantástico y terror más importante del mundo, el Festival Internacional de SITGES en España, en su 48ª edición.

Ana es una joven que acaba de ganarse una beca para estudiar en el extranjero. Decide celebrar viajando fuera de la ciudad junto a unos amigos. En el camino, tras ayudar a una mujer malherida, son secuestrados por una familia de desquiciados que trabaja para un grupo de alto poder político de la región. En su travesía para escapar, serán obligados a llegar hasta el límite para sobrevivir, aunque esto signifique traicionarse unos a otros.

   

¿Cómo nace "Sendero"?

Nace por mi afición a los “survival/horror”. No hay mayor misterio y en el film, nunca escondo mis referencias. Que van desde “La Masacre de Texas”, pasando por “The Hills have eyes”, llegando hasta más nuevas como “Frontiers”. Obviamente, hacer una película de este tipo con el presupuesto reducido que teníamos, suponía todo un desafío técnico y narrativo que nos tomó mucho tiempo. En especial por su puesta en escena, por ello los resultados que está obteniendo con tan buenas críticas y siendo seleccionada a grandes festivales, nos tiene muy felices.

Y ahora que conocemos la sinopsis, ¿sobre qué trata?

De una guapa y encantadora joven, común y corriente que tras recibir la mejor noticia profesional de su vida, se le presenta un paseo de fin de semana típico con amigos. Pero como debe pasar en todo survival, el paseo no será tan típico y caerán en las manos de los locos rurales de turno, que harán de ellos (y con ellos mismos, ojo) las suyas. De entre los géneros del horror, por alguna razón el survival es el que más me gusta, y no a nivel de placer culpable, sino que derechamente busco ver este tipo de films y cada vez que alguno sale, voy corriendo a conseguirlo. Hasta que me dije, tras dos películas en el cuerpo, que era mi turno de contar esta historia, utilizando los magníficos escenarios de los que disponemos en Chile y por sobretodo, los tremendos equipos técnicos y actorales que tenemos. Puede faltarnos muchos recursos en términos económicos, pero es una industria incipiente que tiene mucho que contar y luego vendrán muchos proyectos de este tipo.

Personalmente, ¿qué fue lo que te llevó a dirigir una historia como ésta?

Fue un desafío muy personal. Si bien este es mi 3r film (los anteriores se llaman "Muerte Ciega" y "Perfidia) es por lejos el de mayor dificultad narrativa y técnica. Especialmente lo segundo, pues las escenas de acción son muchas, los fx y vfx también y lograr la sensación de incomodidad en el espectador en este tipo de películas, es difícil. Si algo le sucede al terror, es que siempre está rozando lo divertido. Y en lo que a mi respecta, era uno de los mayores temores y por la recepción que hemos tenido, las secuencias de acción/horror, han sido de las cosas más logradas y que más aplausos han sacado. Lo que nos llena de orgullo, considerando las condiciones en las que trabajamos.

¿Cuáles consideras que son las influencias más importantes en las que te inspiras a la hora de desarrollar el guión?

Sinceramente, me costaría hablar de influencias. Por ejemplo para "Perfidia", éstas vienen desde la literatura fantástica, no del cine. Quizás por eso, es que la película terminó siendo algo densa y con un ritmo, más propio de ciertas novelas que del universo del cine fantástico. Por el cotnrario, para "Sendero", las influencias sí vienen del cine, de una larga cantidad de películas "survival" que han surgido desde los años 70. De esa década, las norteamericanas y de la década del 2000, las que han provenido desde Europa. Entre ambos mundos, han salido las mayores influencias. Por otro lado, al momento de escribir, lo paso muy bien. Me ocurre, que logro introducirme mucho en la historia y llego a sentir que estoy viviendo lo que les pasa a los personajes, como uno más, pero no acreditado.

   

¿Cuáles fueron los principales apoyos a la hora de producirla?

El film, fue íntegramente producido por Border Motion Cinema, casa productura que fundamos el 2013. Y los grandes apoyos y generales en esta batalla que significó sacar adelante la película, fueron Viviana Concha y Francisco Schneider, con quienes conformamos esta productora que tras "Sendero", ya está trabajando en otro proyecto a filmarse durante el 2016.

¿Y los cuáles son los principales retos que tuviste que superar para que el proyecto se hiciese realidad?

Muchos. Desde conseguir la locación apropiada para los villanos del film. Tener al mejor cast posible, diseñar y ejecutar efectos especiales en cámara, de gran dificultad, los tiempos de rodaje, el proceso de post, etc. Digamos que en todas las áreas del proceso hubo temas difíciles. Por ejemplo, nosotros teníamos fijada otra fecha de rodaje, anterior pues teníamos una locación que considerábamos segura. Pero no era tal, se nos cayó a casi un mes del rodaje y esto nos obligó a postergar por casi seis meses. Esto llevó a que efectos especiales que teníamos listos, se estropearan y hubo que hacerlos nuevamente, que esta misma postergación llevara a que una actriz no pudiera participar, etc. Como buena producción independiente, las dificultades fueron muchas.

Háblanos de las fórmulas de financiación de la película.

Capital privado. El proyecto se presenta a posibles inversionistas y ellos deciden si les parece y se suman. En caso contrario, se desarrollo otro, siempre y cuando vaya de la mano con la propuesta y aspiración artística, pero ligado a una aspiración económica. Es como apuntar a fondos estatales, pero en vez de eso, son los privados quienes se suman.

Preséntanos a los actores.

El film está protagonizado por una de las mejores actrices jóvenes de Chile, Andrea García-Huidobro, quien personifica a la heroína del film. Junto a ella, se sumaron grandes nombres y talentos de nuestro panorama local, como Sofía García, Arielli Gutiérrez, Felipe Contreras, diego Casanueva, Daniel Antivilo y Tomás Vidiella, que es toda una institución en la tv chilena.

Seguro que durante el rodaje hubo muchas anécdotas. Cuéntanos algunas.

Fue un rodaje difícil, pues estábamos fuera de Santiago, a una hora y medio de distancia y la locación estaba en un pequeño pueblo (Catemu) que no tenía hotelería. Por lo mismo, el equipo de producción tuvo que hacer magia para poder alojar a un equipo técnico y artístico que estaba cerca de las 50 personas. En las noches y madrugada, el frío era tremendo, y pese a eso, todos aguantaron estoicamente y muy profesionalmente. Pero una de las anécdotas que más recuerdo, es con respecto a un "headshot" que tuvimos que realizar para una de las escenas finales de la película. Como no teníamos de dónde conseguir una escopeta (en Chile están prohibidas las armas) el equipo de producción encontró un cazador, el mismo día que tenía que hacerse ese plano. Y bueno, nos pasó el arma y el encargado de los efectos especiales terminó el trabajo.

   

¿Qué tal ha funcionado el equipo técnico? ¿Podrías presentarnos a sus integrantes?

Es un equipo técnico de primer nivel, que pese a las precarias condiciones de tiempo y presupuesto, dio lo mejor de sí mismo para sacar adelante "Sendero". Son muchos los que trabajaron, pero esta película no hubiera sido lo mismo sin la planificación de la directora de fotografía, Javiera Farfán. Sin su cámara, Sebastián Ballek. El primer corte de la película, estaba en 170 minutos. Quien llegó a cabo la tarea final de dejarla en 86 entretenidos minutos fue mi amigo Cristián Toledo. El trabajo de diseño sonoro, estuvo a cargo de Cristóbal Rivera. La post de video y color, esa onda retro con la que quedó el film, fue obra y gracia de Hernán Saavedra. Y qué decir de los maravillosos efectos especiales, obra de Matías Hagemann. Sin ellos, nada de esto hubiera sido posible.

¿Cómo se llevó a cabo la postproducción? ¿Cuál fue la pieza clave de esa fase?

Sin lugar a dudas que el montaje. Ahí se resolvió todo, incluso terminó siendo más importante que el proceso de guión. Como la película tenía muy pocos efectos digitales y no tenía 3D, y en cambio, todos los efectos especiales fueron hechos en cámara, este proceso es en donde se jugó toda la película y en la que nos tomamos más tiempo. En total, todo el proceso estuvo entre los 9-10 meses, hasta llegar a su versión final

Háblanos de la banda sonora.

Fue compuesta e interpretada por Felipe Yaluff, con quien ya tuve el honor de trabajar en "Perfidia". Para "Sendero", tomamos como punto de partida, el tono retro de la película y en base a eso, desarrollamos un modo de trabajo similar a la de grandes películas del género. Y en escenas puntuales, Yaluff tocó en vivo mientras veía la escena y ese registro fue el final, solo agregando la masterización. Suelo usar mucho arpegeador y electrónica en mis películas y en este caos, llevamos al extremo ese uso. Su trabajo fue magnífico y llevó la película a un nivel superior en cuanto a sonoridad se refiere.

Ahora que ya puedes ver la película terminada, ¿qué es lo que, personalmente como espectador, más te gusta?

Que entretiene de principio a fin. Que sus 86 minutos se pasan muy rápido, que no da respiro y que desde el principio, comienza hasta un ascenso emotivo y de acciones, que nos lleva a tener unos 20 minutos finales que son todo un festín para el fan del horror. Creo que esta es la primera película de las que he hecho, en la que me atrevo a decir que es una película "de un fan, para los fans del género"

¿Y de qué te sientes más satisfecho como director?

De haber conseguido plasmar todo lo que imagine, todo lo que se escribió en imágenes. Por ejemplo, los últimos 4 minutos, que tiene un montaje paralelo, desde su concepción fue pensado así. Idéntico. Lograr eso, me llena de orgullo y por sobre todo, mucha felicidad.

¿Qué le dirías a un espectador para recomendarle que fuese a ver la película?

Que ojalá sea un fan del género. Es una película de nicho, pensada para cierto público. Y que no invite a sus abuelos claro, no es para ellos.

   

Háblanos de su distribución.

En estos momentos, estamos en conversaciones con varios distribuidores de USA principalmente. Y con un par de agentes de ventas de Europa. La verdad, es que la recepción de los distribuidores ha sido de mucho interés, así que creo que entre noviembre o diciembre, tendremos ya la decisión tomada de quién se hará de los derechos para cada territorio.

Festivales de cine, ¿qué sensaciones tienes es este aspecto?

Lo mejor. Ahí es donde la película se encara con el público, con la crítica, con los medios. Es donde conoces el panorama mundial del cine, de lo que está de moda, de lo que se viene. Y hoy por hoy, los grandes festivales se han convertido en el punto de encuentro con los distribuidores, lo que los hace aún más importante.

¿Sientes que merece la pena el enorme esfuerzo que supone hacer cine?

Sí. Totalmente. Es una actividad sumamente estresante y agotadora, que no tiene nada de glamour como muchos piensan y que en muchos casos, ni siquiera tiene muy buenos resultados económicos. Pero pienso, que la trascendencia que tiene dejar una película para la posteridad, que estará incluso después de que uno muera, es algo maravilloso, mágico y que vale la pena cualquier esfuerzo.

¿Qué opinas del panorama actual del cine independiente en España?

El cine español, siempre ha sido visto en mi país como un referente. En especial, en cuanto a sus temáticas se refiere. Y en lo que a mi respecta, siempre estoy al tanto del panorama en lo que a cine fantástico y de terror se refiere. Siento, y esto es algo bien personal, que tras una ola de grandes títulos, de talentosos autores que emergieron hace algunos años, este último tiempo ha habido una disminución en la calidad de los productos. Pasó algo extraño, se aumentó el nivel de producción, siendo incluso filmes de grandes presupuestos, pero bajó la calidad. En cambio, con menos recursos, más artesanal incluso, es cuando el cine de género español vivió su mayor esplendor, hace no muchos años por lo demás. La industrialización del sector, le bajó calidad a los títulos. Pero es un proceso natural y de seguro, volverá a ser el referente de siempre.