Número anterior

Vicente Pérez Herrero: Collar de sal


 

Vicente Pérez Herrero estudió en la Universidad Complutense de Madrid. Director y productor independiente de largometrajes de ficción y documental. Ha rodado en América Latina (Colombia, Guatemala, Argentina, Honduras, Panamá), África (Guinea, Kenya, Uganda) y, por supuesto en Europa (España, Francia, Italia y Portugal).

“El collar de sal” es un proyecto en el que lleva más de tres años trabajando y que aún se encuentra en fase de postproducción.

¿Cómo nace "El collar de sal"?

El collar nació sin guión previo y se fue construyendo con el tiempo. Por tanto todo lo que se hace de esta forma es muy deudora del estado emocional y en ese sentido, he procurado que la película tenga ese "tempo" narrativo, es decir que la trama no acabe ahogando el estado emocional.

   

Cuéntanos la sinopsis

La película parte del recuerdo perturbado y oscuro de una joven encerrada en su desnudez que es también la de la habitación en la casa de la abuela en la ciudad, ese recuerdo nos llevará a una comarca idealizada de campos de naranjos, un micromundo donde lo real y lo imaginado se confunden. Su padre ese un cómico ambulante incapaz de afrontar su responsabilidad, va y viene de los caminos. Su madre se desvive por su hija pero el profundo amor que tiene por su hombre le lleva periódicamente a abandonar a la niña y partir en su búsqueda.

La niña por tanto se crea en esa terrible dualidad en el que el amor implica pasión y abandono.

La trama gira cuando aparece la hermana de su madre para ocuparse de la niña en uno de esos periodos de ausencia de la madre.

La niña Inés percibirá que algo separa a ambas hermanas. Entonces el mundo dual de Inés se extiende al desarrollar ella misma diferentes conductas con una u otra.

Esa reacción le lleva a la niña a construirse una realidad paralela con amigos imaginarios.

Un hecho trágico, impide la vuelta de la madre y la niña es sacada del pueblo por la hermana y llevada a la ciudad de donde hemos arrancado la historia

Y ahora que conocemos la sinopsis, ¿sobre qué trata?

Todo paraíso perdido -venimos de una cultura forjada en el paraíso perdido de Adán y Eva y la redención de esa culpa por el trabajo- En todo paraíso perdido, nace un paraíso reconstruido en la memoria. Y como tal reconstrucción, adquiere un significado vital y de una forma u otra, acaba condicionando nuestra relación con los demás.

Toda perdida implica una culpa. Castigo, dolor son vías de redención de la culpa, pero en mi película en vez de asumir el castigo del paraíso perdió, mi protagonista se sumerge en ese paraíso reconstruido, en ese jardín hasta ser absorbida por él.

El collar es un descenso, una inmersión hasta alcanzar un estado emocionalmente alterado.

   

Personalmente, ¿qué fue lo que te llevó a dirigir una historia como ésta?

Volver a la tierra de mis abuelos, cultivadores de lo pequeño, Personajes serenos y pacientes en las tierras regadas para recoger la naranja, la almendra...

Volver en plena crisis económica en la que intuyes que los cambios van más allá de un simple ciclo económico y que lo que está en juego es todo un modo de vivir.

Tal vez la misma necesidad de reinventar el paraíso perdido, reconstruir una quimera, un nuevo objetivo que te permita adentrarte cada vez más en la propia vida interior sin llegar a romper con la realidad exterior siempre agresiva, cuando no, banal y carente de interés.

¿Cuáles consideras que son las influencias más importantes en las que te inspiras a la hora de desarrollar el guión?

Ya he apuntado que no había guión. Qué solo había un estado emocional de partida y que lo demás dependía de mi propia capacidad de enamorar a actores, técnicos y sobre todo, poder realizar varios "oficios" como cámara, edición, etc

¿Cuáles fueron los principales apoyos a la hora de producirla?

En parte está respondido en la pregunta anterior. El cine de Guerilla es un oficio solitario multidisciplinar que paradójicamente requiere de mucho encanto para que se te una la gente.

No es por tanto un cine onanista de yo me lo guiso, yo me lo como, no. Necesitas tirar de la gente, si bien, no podrás nunca reunir un equipo de 40 personas, sí que debes organizar una pequeña estructura en el tiempo y debes adecuar los medios a tus posibilidades.

¿Y los cuáles son los principales retos que tuviste que superar para que el proyecto se hiciese realidad?

Básicamente perseverancia. Este tipo de películas requiere de plazos muy largos para su ejecución.

El collar está ahora en Post Producción, y lleva ya tres años desde que empezó a rodarse.

Háblanos de las fórmulas de financiación de la película.

A. Puedes empezar a rodar una secuencia clave con tus escasos medios económicos y luego mostrar el resultado a modo de muestra.

B. De ahí, intentar recabar alguna ayuda.

Si no consigues, B o sea, la ayuda, tu única opción es seguir rodando poniendo tu una parte de los costes o ir a crowfunding, pero de este tema no puedo decir nada ya que no tengo experiencia.

Normalmente, en mi caso, ha sido por ejemplo, la venta a TVE de un documental, la que me ha permitido tomar o iniciar otros proyectos más arriesgados.

Se financia en una parte pequeña con recursos propios y en su mayoría con aportaciones de técnicos y actores.

Preséntanos a los actores.

Miki Molina, es el padre de la trama, es un gran amigo y un actor con una potencia tan poderosa como destructiva, un tipo al que “le quiere la cámara” termino este que se usa cuando vemos a la misma persona en el visor de la cámara y al natural. Mini crece en pantalla, irradia una fuerza única. Su conflicto, su destrucción emana con gran potencia. Solo él podía desempeñar ese personaje del padre errante que huye a los caminos porque huye de sí mismo. Un hombre capaz de desatar en el amor fou, la pasión incontrolada.

Alba Ferrara es la madre y se interesó al ver en Facebook las primeras imágenes de EL COLLAR; me pidió una prueba, se lo puse muy difícil, le di muy pocas esperanzas, le conté crudamente la precariedad con la que estaba abordando el proyecto y lejos de achantarse, se vino a Valencia a trabajar. El primer día de pruebas todo fue un desastre. Así se lo dije. Yo no veía el personaje. Me pidió continuar un día más y contra todo pronóstico, empecé a ver en ella en su personaje dual, enamorada de Miki, de su hija y dispuesta a sacrificar su hija por el amor a su hombre y padre de la niña.

La niña Celia Lopera, es el personaje central sobre la que recaen los recuerdos en el ámbito rural, Celia fue un descubrimiento en el mismo pueblo donde se rodaría la película. Celia es pura intuición y dirigiría fue algo complicado y sencillo a la vez, pues enseguida me di cuenta que Celia no podía ser inundada a ordenes o ensayos por mi parte. Bastaba con darle una breve indicación. Hacer que ella se sintiera cómoda, que no “actuara” sino que fuese ella misma en un personaje adquirido. Una labor a medias entre el juego y la responsabilidad. En cuanto me di cuenta que la intuición era el motor principal en Celia, la dejé libre, le di carrete para que se sintiera a gusto. Una vez conseguido esto, lo demás era fácil. El día que no lo conseguía, lo mejor era cerrar y cambiar de secuencia. No agobiar.

La mirada de PAULA CORRAL es la mirada de la niña ya joven. Paula fue el motor, la musa que puso en marcha toda la historia. Necesitaba de una actriz natural con la que realizar un trabajo que iba a ser muy largo en el tiempo ya que la historia crecía con ella, con su presencia ante los acontecimientos que como guionista iba poniendo a su alrededor. Paula mantuvo durante dos años una colaboración regular. Fue muy paciente conmigo y mantuvo su animo a pesar de que, muchas veces, me desviaba por caminos erráticos. La mirada de la niña Celia y la de Paula convergen en un mundo por descubrir (El entorno rural) y otro por imaginar (El que recuerda)

PAULINA GALVEZ es la hermana de la madre (Alba Ferrada) su antítesis y madre biológica de la niña Celia. Con Paulina hice mi primer cortometraje, siguieron tres más y un largometraje “CIEN MANERAS DE ACABAR CON EL AMOR” Paulina es una belleza serena que irradia estabilidad y según construí su personaje, Paulina tiene encerrado tras sus puertas toda una serie de amores imaginados y reales que conviven en la misma estantería junto a los libros que ella ordena según su profesión de bibliotecaria

   

Seguro que durante el rodaje hubo muchas anécdotas. Cuéntanos algunas.

La que más duele des que finalmente no entren en montaje una escena para que has rodado en un único plano secuencia con una grúa de 10 metros de pluma con iluminación nocturna y un movimiento complicadísimo para luego no montarlo.

Luego surgen secuencias cuando grabas por casualidad, por ejemplo una paella al final del rodaje, una barbacoa por la noche, unos planos típicos de segunda unidad y al revisar el material grabado, crece hasta conformar una secuencia principal.

A este juego entre la necesidad y el azar se unía tener que tomar el pulso a la naturaleza. Había que grabar una tormenta de verano y a falta de medios era imposible recurrir a los efectos especiales. Necesitaba grabar la famosa gota fría del levante y convocar rápidamente a los actores porque las localizaciones, el antiguo túnel ferroviario estaba ahora inundado de agua con unos charcos muy cinematográficos desde el punto de vista de imagen.

¿Qué tal ha funcionado el equipo técnico? ¿Podrías presentarnos a sus integrantes?

Éramos tan pocos en la parte técnica que hasta la abuela parió y tuvo que echarnos una mano.

Xavi Mulet en sonido un excelente técnico y Jose Ramón en la grúa igual de bueno.

¿Cómo se llevó a cabo la postproducción? ¿Cuál fue la pieza clave de esa fase?

La película está ahora en plena post producción. Yo he hecho un premontaje de 2 horas 30 minutos que es algo así como el guión extendido de la película.

A través de la actriz Paulina Galvez, se interesó Luis de la Madrid y se ofreció para montarla y ayudarnos en la post producción, son lo que, esperamos temer la película para principios de 2016

Háblanos de la banda sonora.

La banda sonora va a cargo de Jose Luis Monton que es un guitarrista de flamenco. No es compositor de música de cine en el sentido de oficio, ya que yo quería un músico que vertiera su obra personal en mi película. Este es un matiz muy importante que siempre me ha creado muchos problemas.

Otro de mis objetivos es gestionar para conseguir los derechos de unos temas de un músico ruso contemporáneo muy reconocido que por discreción no menciono ahora. Su música tiene una fuerza dramática muy potente y es un viaje a los territorios abisales del alma.

   

¿Qué es lo que, personalmente como espectador, más te gusta?

Ya sabes que no la he terminado pero con mi película busco conseguir narrar desde la emoción y la sugerencia. Una especie de Haiku japonés que narra a partir de conceptos no de tramas.

¿Y de qué te sientes más satisfecho como director?

Pues todo gira en torno a ese reto narrativo. De hecho, el final es completamente abierto. Si, como director lo consigo, seré el hombre más feliz del mundo. Si no lo consigo, Volveré a intentarlo.

De hecho mi nueva producción TERRITORIOS ARRASADOS sería un paso más en esa dirección de sugerir una vida en tan solo 4 minutos y entrelazarlo con otras hasta crear un retablo de vidas truncadas.

   

¿Qué le dirías a un espectador para recomendarle que fuese a ver la película?

Que tenga la curiosidad, la emoción del explorador que se adentra en territorios nuevos. Hay un cine independiente tan frondoso como una selva, a la que solo los más aventureros se atreven a internase y disfrutar de las nuevas especies que va a encontrar

Háblanos de su distribución.

La bicha del cine independiente que arrasa y deja el panorama cultural hecho un erial. La distribución dice que la culpa es del espectador, que eso es lo que quiere, etc, etc

Festivales de cine, ¿qué sensaciones tienes en este aspecto?

Los festivales son el gran caballo de Troya para desembarcar tu película. Espero que con el Collar así sea. Ya te lo contaré.

¿Sientes que merece la pena el enorme esfuerzo que supone hacer cine?

En mi caso sí. Me ahorra mucho dinero en psiquiatras, anxioliticos y me centra en mi vida “normal” ya que si acepto y busco un trabajo es solo para poder pagar mis películas. En ese sentido el cine independiente es para mí una tabla de salvación.

¿Qué opinas del panorama actual del cine independiente?

Normalmente quien está al frente de la creación no tiene el suficiente juicio ni perspectiva para hablar del campo en el que juega.

Para mí el panorama es muy interesante pero reconozco que soy juez y parte. Además no hay nada más aburrido que el cine comercial al uso. Llevan décadas agotados contando siempre lo mismo y más de lo mismo pero con más tecnología que si 3d, ultra vision, formatos etc

Te lo dice alguien como yo que cree que tres de las obras maestras del cine son de la etapa muda. NOSFERATU, de Murnau, LULU de Pabst y toda la obra de Eisenstein.