Número anterior

Yen Gálvez: Save the zombies


 

Tras haber realizado 4 largometrajes, Yen Gálvez produce su primer largometraje comercial con famosos. Actores de la talla de Norma Duval, Pedro Reyes, Cristina Pedroche, Antonio Pagudo, Juan Muñoz de Cruz y Raya, Ramón Langa, Enrique San Francisco, y así hasta un total de 16 actores de gran fama nacional.

La sinopsis es original, y creativa. Una visión totalmente diferente del panorama zombie, dentro de una comedia. Un mundo donde los zombies se han convertido algo cotidiano, como mascotas o esclavos, pero que debido a la gran cantidad de películas sobre el tema de los muertos vivientes, se ha generado una ola de violencia contra ellos. Es por ello, y para evitar el maltrato zombie, que nace la ONG Save The Zombies, la cual, liderada por nuestros famosos en sus respectivos personajes, terminará por salvarlos de las garras de humanos.

A nivel de producción también se han roto muchas reglas, basándose en la formación para conseguir los fondos de la producción. El director, y su equipo ha impartido clases a cambio del presupuesto suficiente para realizar el rodaje. Al mismo tiempo se ha realizado un fuerte reajuste de contenido, con la intención de conseguir realizar el proyecto con un bajo presupuesto, pero una calidad de Hollywood.

El éxito del proyecto se pudo vivir desde el primer momento, donde incluso diferentes telediarios, y periódicos, se hicieron eco solo del proceso del rodaje. Un ejemplo es el telediario del fin de semana de La Sexta, la cual hizo un especial sobre el largometraje para todo el fin de semana.

   

¿Cómo nace "Save the Zombies”?

Fue un proyecto que nació en mi piso de Madrid, con mis amigos de allí. Yo siempre he sido de Málaga, pero fui a trabajar a Madrid a una importante empresa de publicidad y pude conocer mucha gente divertida. Decidí hacer algo interesante con ellos, pero nunca me esperé que iba a crecer hasta tal nivel.

Ya conocemos la sinopsis, pero ¿sobre qué trata?

Pues es un cambio de tópico. Los zombies no son los malos, si no que son los maltratados por los humanos. Pero un ONG nace para salvarles y cuidarles.

Personalmente, ¿qué fue lo que te llevó a dirigir una historia como ésta?

Que el cine español es demasiado previsible y aburrido. Por suerte hay historias diferentes e interesantes, pero no tienen grandes productores detrás. Es hora de que la cosa cambie y se demuestre que en España podemos hacer buen cine, sin necesidad de caer en los mismos tópicos de siempre.

   

¿Cuáles consideras que son las influencias más importantes en las que te inspiras a la hora de desarrollar el guión?

En mi caso ha sido cine de comedia absurda, tipo Aterriza como puedas, Atrápalo como puedas, y todos los “como puedas” que existan. Pero también comedias menos conocidas como “El silencio de los borregos” y muchas más.

¿Cuáles fueron los principales apoyos a la hora de producirla?

Mis amigos, mi pareja, el equipo en general. En un proyecto como este, que no se mueve por el dinero, son las personas quienes lo mueven.

¿Y los cuáles son los principales retos que tuviste que superar para que el proyecto se hiciese realidad?

Los cambios bruscos de localizaciones. Debido a que era todo por amor al arte, a pesar de que parece que hay una factura importante detrás, la realidad es que a la gente le encantaba la idea y nos dejaban los sitios. Pero a veces surgían problemas y teníamos que cambiar de localización de manera inmediata.

Háblanos de las fórmulas de financiación de la película.

Hemos usado Verkami como plataforma de crowdfunding, pero básicamente dio para pagar las pizzas al equipo, porque alimentar a cerca de 100 personas se lleva un buen pico. El resto fue esfuerzo de la gente.

Preséntanos a los actores.

Bueno… Quique San Francisco, el genial Pedro Reyes, Cristina Pedroche, Antonio Pagudo, Norma Duval… es que son tantos y tan famosos que lo mejor es mirarse el cartel.

   

Seguro que durante el rodaje hubo muchas anécdotas. Cuéntanos algunas.

Pedro Reyes, era imposible grabar con él. Siempre terminábamos rompiendo a reír, o casi nos ahogábamos tapándonos la boca para no hacerlo. Era una persona increíble en todos los sentidos.

¿Cómo se ha llevado a cabo la postproducción? ¿Cuál ha sido la pieza clave de esa fase?

Ha sido tremendamente trabajoso. Muchos profesionales dijeron que iba a ser imposible, pero finalmente no solo conseguimos lo imposible (aunque solo fuera por callar bocas) si no que encima lo conseguimos con una calidad más que notable. La calidad de imagen es superior a la media, con colores muy definidos y la acción transcurre sin fallos. Estamos muy contentos con esta fase, aunque ha sido 3/4 partes de todo el trabajo.

Háblanos de la banda sonora.

Tenemos una sola canción, de Javier Aller y su grupo Hora Bruja. Les estamos muy agradecidos porque es genial.

Ahora que ya puedes ver la película terminada, ¿qué es lo que, personalmente como espectador, más te gusta?

Que la gente a mi alrededor rompe a carcajadas. Sinceramente, y no porque sea mi película, apenas con TED, u otras pocas películas de comedia, he conseguido ver al público reírse al unísono. Generalmente ves una comedia en el cine y en las “bromas” todo el mundo está en silencio, quizás con una sonrisa en la boca… pero escuchar la carcajada general cada 5 minutos es lo que más me llena. Incluso hubo una vez que las carcajadas fueron tan continuas que la gente se perdía las bromas porque seguían riéndose con la anterior.

¿Y de qué te sientes más satisfecho como director?

De las risas de los espectadores, como te he comentado. Eso es lo que más te llena. Y bueno… no haber tenido que pasar por el aro para conseguir hacer lo que quiero. La libertad absoluta de creación a todos los niveles.

   

¿Qué le dirías a un espectador para recomendarle que fuese a ver la película?

Que se lleve a muchos amigos, porque no van a parar de reír.

Háblanos de su distribución.

Estamos en España. Creo que sobran las palabras.

¿Qué supone para el equipo la selección Festival de Cine Fantástico de la Costa del Sol?

Estamos muy agradecidos y esperamos estar a la altura del resto de producciones.

¿Sientes que merece la pena el enorme esfuerzo que supone hacer cine?

No. Por mala suerte no. Eso si lo que esperas es conseguir crear industria. Sin embargo como experiencia es increíble.

¿Qué opinas del panorama actual del cine independiente?

Queda mucho camino. Está claro que, al igual que YouTube está haciendo con la TV, el futuro va a ser un cambio. El cine independiente será el 99% de todo lo producido, y aparte cada semana tendremos una superproducción de alto nivel en el cine. Pero mientras tanto seguimos pecando de películas de muy bajo nivel y demasiado presupuesto en el cine, y de películas de altísimo nivel y bajo presupuesto en las estanterías.