Número anterior

12 Festival de Cine Africano de Córdoba


El Festival de Cine Africano de Córdoba vuelve a la ciudad con una edición en la que se proyectarán 60 títulos de 30 países, en su casi totalidad inéditos en nuestro país, acompañados de una programación paralela con la que se pretende acercar al público el cine y la cultura africana. Los países africanos representados (23) son: Angola, Argelia, Burkina Faso, Camerún, Costa de Marfil, Chad, Egipto, Etiopía, Ghana, Kenia, Madagascar, Marruecos, Mauritania, Namibia, Nigeria, República Democrática del Congo, Ruanda, Senegal, Sudáfrica, Sudán, Tanzania, Túnez, Uganda. En cuanto al resto de países representados (7) tenemos: Argentina, Bélgica, Brasil, Colombia, Cuba, Francia y Portugal.

Desde FilmArte nos pusimos en contacto con Mane Cisneros Manrique, directora del Festival, que nos atendió muy amablemente y nos explicó con detalle todo lo referente a la presente edición del Festival de Cine Africano de Córdoba, su evolución y su futuro.

 

Personalmente, ¿qué fue lo que te llevó a dirigir un Festival como este?

En España no había ningún festival de cine especializado en la producción africana a excepción de una Muestra, ya desaparecida, en Barcelona. España era uno de los pocos países de Europa que no contaban con un certamen de este tipo. Había, por un lado, que llenar este vacío y, por otro, responder con una herramienta basada en la cultura al desconocimiento sobre las realidades del continente africano y a la imagen distorsionada sobre África que se tiene en la sociedad española.

¿Cuáles han sido los principales apoyos para que el Festival exista?

Este año, contamos con el Ayuntamiento de Córdoba y con Cooperación Española como patrocinadores principales, así como con un buen número de patrocinadores y colaboradores que durante años han estado a nuestro lado. Es el caso del Instituto Halal, con quien mantenemos una estrecha desde nuestro traslado a Córdoba. Instituciones como la Junta de Andalucía, la Fundación Mujeres por África, TV5MONDE también nos han apoyado durante años.

¿Y cuáles son los principales retos que hubo que superar para que se hiciese realidad?

La reticencia tanto de las instituciones locales y regionales como del propio público. Convencer a unos y a otros de que un festival especializado en cines de África no es una locura, ni algo deslucido y menos aún un evento de segunda clase organizado por un grupo de alternativos ha sido probablemente el más duro de los escollos que hemos y aún tenemos que superar.

Detrás de ello se esconde el miedo a lo desconocido. Y todo lo que se desconoce, en general, se teme.

Superar las barreras que levanta el miedo a lo desconocido y en el caso de África aún peor, afrontar sin miedo la decisión de programar un evento cultural africanista sin caer en conceptos equivocados es el principal reto que tiene afrontar la organización.

Convencer al público que África tiene mucho más que contar que penas y dolor es otro de los retos difíciles que estamos teniendo que afrontar.

Dicen los expertos que un festival se sostiene sobre tres bases igual de importantes: industria, público y medios. ¿Qué opinas al respecto?

Estoy de acuerdo, es la fórmula perfecta. Público = creación de audiencias capaces de reclamar y sostener una propuesta cinematográfica. Medios que apoyen los esfuerzos de difusión que realiza un festival para promocionar las películas. Industria= los festivales son el espacio privilegiado de encuentro y comercialización de productos cinematográficos finalizados, pero también el espacio idóneo para trabajar y sostener los diferentes eslabones de la cadena de producción de una película.

Para muchas cinematografías excluidas de los circuitos comerciales, los festivales son por desgracia el único momento en el que activar estas tres bases. El efecto “evento” hace que el público encuentre el aliciente para ir a ver estas películas, cosa que no haría en su vida cotidiana.

¿Cómo funciona el apoyo del público en el FCAT?

Realmente bien, cada año crece el apoyo al festival en las salas. Poco a poco, hemos conseguido consolidarnos dentro de la agenda cordobesa y es gracias al público. Además, cada año nos visitan amigos que han seguido nuestra evolución.

Las cifras varían pero, solemos contar con unos 10 a 12000 espectadores por edición competitiva.

¿Y el apoyo de la industria del cine?

Durante cuatro años el FCAT Córdoba ha acogido un espacio profesional que ahora está dando frutos. Es el caso de los proyectos en busca de apoyos que pasaron por el Foro de coproducción “África produce” del FCAT Córdoba, hoy ya películas terminadas, que este año han sido programados en la Berlinale o en el Fespaco. Entre ellas, L'oeil du cyclon (dirigida por Sékou Traoré), The Boda Boda Thieves (del colectivo “Yes! That’s us”) o La Sirène de Faso Fani (de Michel Zongo)

La caída en picado del apoyo público a la producción cinematográfica española nos ha llevado a cancelar por el momento este espacio dedicado a la industria. Sin esos recursos la posibilidad de afrontar coproducciones africanas se convirtió en un imposible.

¿Y los medios de comunicación?

Nos sigue costando sangre conseguir que los grandes medios consideren el cine africano. En el fondo, sufren de los mismos estereotipos que el público y la industria, pero las cosas están cambiando a gran velocidad en los últimos años y cada vez hay más medios que dedican una atención especial a las expresiones culturales del continente africano.

   

¿Qué piensas que es lo más importante que necesita el Festival, ahora mismo, para seguir creciendo?

La respuesta es muy fácil: medios económicos y apoyo institucional continuado que permita la consolidación son los elementos claves para que un festival pueda realizar una labor constante y de fondo. En nuestro caso más aún si cabe puesto que la apuesta desborda los objetivos de un festival de cine clásico. El FCAT Córdoba realiza una labor de sensibilización.

¿Cómo se hace la selección de películas? ¿Cuántas optaron a participar?

Para las secciones oficiales se han tenido muy en cuenta dos criterios principales. Por un lado, la innovación y reflexión sobre el lenguaje cinematográfico que plantean las películas; y por otro, la diversidad geográfica. En esta edición hemos hecho especial hincapié en representar en nuestra programación al mayor número de países productores, a fin de ofrecer una imagen plural de los cines de África.

Este año hemos recibido cerca de 400 títulos, de los finalmentee han sido seleccionados 16 largometrajes (tanto de ficción como documentales) y 11 cortometrajes.

¿Qué pasos debe de seguir, o qué características debe de tener una película para formar parte de vuestro festival?

Como en la mayoría de festivales, el director, productor o distribuidor tiene que enviar el formulario oficial de solicitud respondiendo a todas las preguntas y enviando un enlace de visionado de la película.

El FCAT Córdoba programa largometrajes de ficción y documentales así como cortometrajes de ficción de producción africana. También cuenta con una sección, Afroscope, que reúne títulos que se centran en realidades africanas y otra sección centrada en la Diáspora africana en América Latina.

¿Influye el presupuesto a la hora de seleccionar una película?

Para nada. El criterio fundamental de selección es la calidad. Y la calidad no siempre es directamente proporcional al presupuesto de la obra.

¿Qué opinas del panorama actual del cine Africano?

El cine es reflejo de la sociedad, cualquier cine lo es, sea de dónde sea. Los cines de África no están fuera de este hecho. Así, los cines de África, con notables diferencias de un país a otro, refleja las inquietudes de un continente muy joven y dinámico, maleado por la historia pero decidido a construirse un futuro propio.

Los cines africanos, como las sociedades africanas, están en plena euforia de construcción de nuevas identidades pero sobre todo, en búsqueda de una identidad propia. África quiere contarse a sí misma y dejar de ser sólo contada por voces ajenas.

Las temáticas son cada vez más aquellas que interesan a una sociedad fundamentalmente joven. Esta es una de las cosas que más sorprenden a nuestro público.

   

El Festival de Cine Africano de Córdoba

FCAT celebra del 21 al 28 de marzo su duodécima edición, la cuarta en la capital cordobesa tras su traslado desde Tarifa.

Tras una edición no competitiva, el FCAT Córdoba traslada sus fechas a la primavera para adecuarse mejor a la agenda cultural cordobesa; siguiendo fiel a sus principios y objetivos:

- Ofrecer a los cines de África un acceso directo y privilegiado a
- Los profesionales del cine europeo y, sobre todo, al público.
- El público se erige, un año más, como componente
- Fundamental del FCAT Córdoba. Un público hecho a sí mismo más crítico, comprometido con la cultura y con los otros en esta época de crisis económica y de valores; que reclama y merece actividades culturales de calidad a lo largo de todo el año.

Por ello, el festival, organizado por la asociación sin ánimo de lucro Al Tarab, presenta 57 filmes, a los que se suman la tercera edición del foro de formación sobre “Cines de África y Periodismo cinematográfico para el Diálogo”, exposiciones, encuentros y programas pedagógicos, el Espacio Escuela y la “Aldea africana”, actividades con las que el FCAT espera llegar a un sector más amplio de la población.

El FCAT Córdoba continuará apostando por las cinematografías africanas, no limitándose a la mera proyección de las películas africanas seleccionadas con estricto criterio de calidad, sino también acompañándolas de un ejercicio de contextualización y crítica que ayude al público español a la comprensión de las mismas.

La programación fílmica estará distribuida en siete secciones, dos a concurso y cinco fuera de concurso:

PROYECCIÓN INAUGURAL

 

El Festival inaugurará el sábado 21 de marzo con la proyección de “Adiós Carmen” , de Mohamed Amin Benamraoui (Marruecos, 2013, 104’), primera película rodada en rifeño (dialecto bereber), que cuenta además con intérpretes españoles.

   

Sinopsis: Año 1975, norte de Marruecos. Amar, de diez años, vive con un tío muy violento mientras espera el dudoso regreso de su madre, que se ha ido a Bélgica. Se hace amigo de Carmen, una exiliada española que trabaja en el cine del pueblo. Carmen le ayuda a descubrir un mundo desconocido, pero al morir Franco, Carmen debe regresar a España.

SECCIONES COMPETITIVAS

 

Hipermetropía

En esta edición, 16 largometrajes de ficción y documental compiten en “Hipermetropía”, en consonancia con la tendencia actual del cine, en la que se desdibujan cada vez más las fronteras entre estos dos géneros (clara muestra de esta tendencia es Le Challat de Tunis).

El hilo conductor de esta sección es, por un lado, la actualidad (se exhiben películas producidas entre 2013 y 2015) y por otro, la diversidad geográfica de estas producciones, a fin de representar la heterogeneidad de las cinematografías africanas.

Más allá de las temáticas, los largometrajes de esta sección destacan por su intención de búsqueda, reflexión e innovación en el lenguaje cinematográfico.

Sin embargo, destacan algunas temáticas, como la homosexualidad, cuya persecución en muchos países africanos representa una problemática que llama la atención a buen número de cineastas, como Abdellah Taïa (L’Armée du salut) o Jim Chuchu (Stories of our lives).

La sección incluye una proyección secreta, con el título falso Revolution: a replay?, de la que, de momento, no podemos adelantar información.

ABAABI BA BODA BODA
Yes! That’s Us - 2015 - Uganda
ADY GASY
Nantenaina Lova - 2014 - Madagascar
AL BAHR MIN OUARAIKOUM
Hicham Lasri - 2014 - Marruecos
BEATS OF THE ANTONOV
Hajooj Kuka - 2014 - Sudán
CHANTIER A
Lucie Dèche, Tarek Sami - 2013 - Argelia
DECOR
Ahmad Abdalla - 2014 - Egipto
DES MURS ET DES HOMMES
Dalila Ennadre - 2014 - Marruecos
EXAMEN D'ETAT
Dieudo Hamadi - 2014 - RD Congo
L’ARMÉE DU SALUT
Abdellah Taïa - 2013 - Marruecos
LA SIRENE DU FASO FANI
Michel Zongo - 2014 - Burkina Faso
LE CHALLAT DE TUNIS
Kaouther Ben Hania - 2014 - Túnez
LOVE THE ONE YOU LOVE
Jenna Bass - 2014 - Sudáfrica
REVOLUTION: A REPLAY?
Jeanne Juster - 2015 - Francia
STORIES OF OUR LIVES
Jim Chuchu - 2014 - Kenia
THINGS OF THE AIMLESS WANDERER
Kivu Ruhorahoza - 2014 - Ruanda
UNE SIMPLE PAROLE
Mariama & Khady Sylla - 2014 - Senegal

 

En breve

Selección de 11 cortometrajes de ficción y documentales africanos que destacan también por su reflexión acerca del lenguaje cinematográfico; en esta ocasión con historias más condensadas, como impone el formato. Una buena muestra del talento de los cineastas africanos emergentes. Entre otros, esta sección acogerá la proyección de Au commencement, cortometraje ganador del concurso Cortos REK organizado por Cultura Dakar, cuyo premio era la participación y la presencia de su director en el 12º FCAT Córdoba; y Sólo una vez, ganador del Premio CEIBA 2014 a la Mejor película en el III Festival de Cine Itinerante Sur Sur de Guinea Ecuatorial. Los cortometrajes son los siguientes:

- AU COMMENCEMENT, de Lamine Dieme (Senegal - 2014)
- MAGERAGERE CITY DROPOUT, de Rhilibert Aimé Mbabazi (Ruanda - 2014)
- MOUL LKELB, de Kamal Lazraq (Marruecos - 2014
- PASSAGE À NIVEAU, de Anis Djaad (Argelia - 2014)
- PEAU DE COLLE, de Kaouther Ben Hania (Túnez - 2013)
- PRECIPICE, de Nadia Touijer (Túnez - 2013)
- SECURITY, de Mark Middlewick (Sudáfrica - 2013)
- SOLO UNA SOLA VEZ, de Kevin Ninkeu (Guinea Ecuatorial - 2013)
- TO REPEL GHOSTS, de Philippe Lacôte (Costa de Marfil - 2013)
- THE DREAM OF A SCENE, de Yasser Shafiey (Egipto - 2014)
- TWAAGA, de Cédric Ido (Burkina Faso - 2013)

 

SECCIONES PARALELAS

Afroscope

A través de 12 títulos, “Afroscope” se presenta como una radiografía de África contemporánea tomada tanto desde miradas internas y como externas. Así, además de cineastas africanos, en “Afroscope”, reconocidos directores europeos, como Aki Kaürismaki o Pedro Costa muestran su interés por las realidades africanas.

Esta sección recoge un pequeño homenaje a Khady Sylla, directora senegalesa recientemente fallecida y a René Vautier, conocido como el “cineasta más censurado de Francia”, que falleció el pasado mes de enero. En honor de Vautier se proyectarán Avoir 20 ans dans les Aurès y Afrique 50, considerada la primera película anticolonialista.

Las películas que se proyectarán son las siguientes:

- AFRIQUE 50, de René Vautier (Francia - 1950)
- AVOIR 20 ANS DANS LES AURÈS, de René Vautier (Argelia - 1972)
- CAVALO DINHEIRO, de Pedro Costa (Portugal - 2014)
- DIFRET, de Zeresenay Berhane Mehari (Etiopía - 2014)
- HECHO EN CASA, de Belhassen Hadous (Túnez - 2014)
- L’OPÉRA DU BOUT DU MONDE, de Cesar & Marie Clémence Paes (Madagascar - 2012)
- LA MORT DE LA GAZELLE, de Jérémie Reichenbach (Francia - 2009)
- LE HAVRE, de Aki Kaürismaki (Francia/Finlandia - 2011)
- LES ECLATS, de Sylvain George (Francia - 2011)
- TIMBUKTU, de Abderrahmane Sissako (Mauritania - 2014)
- UNE FENÊTRE OUVERTE, de Khady Sylla (Senegal - 2005)

 

Relatos del pasado: Angola y Sudáfrica

Esta sección presenta un recorrido cinematográfico a través de la historia de estos dos países, con un homenaje especial a Angola, que este año celebra el 40 aniversario de su independencia. Así, se proyectará Sambizanga, un documental que narra la detención del líder revolucionario Domingos Xavier, y Por aquí tudo bem y Angola, saudades de quem te ama, ambas centradas en las consecuencias de la guerra civil angoleña.

Los títulos que completan esta sección son los siguientes:

- ANGOLA, SAUDADES..., de Richard Pakleppa (Sudáfrica/Namibia - 2006)
- BEHIND THE RAINBOW, de Jihan El Tahri (Sudáfrica - 2008)
- CLASSIFIED PEOPLE, de Yolande Zauberman (Sudáfrica - 1988)
- CUBA UNE ODYSSÉE AFRICAINE, de Jihan El Tahri (Francia - 2007)
- NELSON MANDELA, THE MYTH & ME, de Khalo Matabane (Sudáfrica - 2014)
- POR AQUÍ TODO BEM, de Pocas Pascoal (Angola - 2012)
- SAMBIZANGA, de Sarah Maldoror (Angola - 1973)

 

Homenaje Emil Abossolo Mbo

Esta sección recoge 7 largometrajes protagonizados por el actor camerunés Emil Abossolo Mbo; lo que supone una de las pocas muestras de homenaje a la figura de un intérprete en el cine africano. Emil Abossolo Mbo (Camerún, 1958) es actor, escritor, director de teatro y de actores. Apasionado por el teatro y el cine desde su infancia, en su adolescencia ya había creado un grupo de teatro y participado en la gran pantalla en Greystoke de Hugh Hudson.

En 1984, ya en Francia, asistió al Conservatorio Nacional de Arte Dramático de París. A partir de entonces ha trabajado con directores teatrales del rango de Daniel Mesguish o Peter Brook. En paralelo, siguió trabajando para el cine, tanto con directores africanos, como el nigeriano Newton Aduaka o Mahamet Saleh Haroun, como con directores occidentales: Jim Jarmush, Marion Hänsel o Jean-Claude Brisseau, entre otros.

La películas que integran este homenaje son las siguientes:

- EZRA, de Newton Aduaka (Nigeria/Francia - 2007)
- JUJU FACTORY, de Balufu Bakupa-Kanyinda (RD Congo - 2007)
- LES SAIGNANTES, de Jean-Pierre Bekolo (Camerún - 2005)
- ONE MAN’S SHOW, de Newton Aduaka (Nigeria/Francia - 2012)
- QUI SÈME LE VENT, de Fred Garson (Francia - 2011)
- SI LE VENT SOULÈVE LES SABLES, de Marion Hänsel (Bélgica - 2006)

 

Diáspora africana

Esta sección, ya tradicional en el festival, recoge una muestra de cine latinoamericano de temática afrodescendiente. FCAT Córdoba es el único festival de cine africano en lengua hispana. Por ese motivo, una edición más quiere servir de vínculo entre el mundo africano y América latina.

Además de tres títulos más recientes, en esta sección se proyectarán el título ya clásico Orfeu negro, Palma de Oro en Cannes en 1959.

- EL VUELCO DEL CANGREJO, de Oscar Ruiz Navia (Colombia - 2009)
- LA ÚLTIMA CENA, de Tomas G. Alea (Cuba - 1976)
- ORFEO NEGRO, de Marcel Camus (Francia / Brasil - 1959) - TANGO NEGRO, de Dom Pedro (Angola - 2013)

 

PROYECCIÓN ESPECIAL

 

Esta sesión contará con la presencia de la directora del documental, Angèle Diabang.

El 12º FCAT Córdoba programa la proyección del documental "Congo, un médecin pour sauver les femmes", que indaga en el trabajo del ginecólogo y cirujano Denis Mukwege centrado en el cuidado de las mujeres víctimas de abuso sexual en Congo.

Mukwege, ganador del Premio Sakharov 2014, se convierte en un activista y alerta sin cesar a la comunidad internacional, que no parece reaccionar a pesar de los millones gastados en la consolidación de la paz en Congo.

   

RAÍCES DEL FCAT CÓRDOBA

La imagen de África que a menudo se presenta al mundo occidental es parcial y manipulada. Destaca la miseria y oculta lo positivo del continente, sin reflexionar sobre las responsabilidades y los responsables. El cine emerge como una herramienta eficaz para cambiar esta visión reduccionista.

Sin embargo, el séptimo arte en África se enfrenta a una serie de desafíos, como, por ejemplo, la notable disminución de la producción cinematográfica, la creciente dificultad de circulación de las obras audiovisuales, la ausencia del cine africano de las pantallas de todo el mundo, la dramática reducción del número de salas en el continente, la ausencia de un mercado nacional o regional para las producciones africanas, la falta de políticas locales de apoyo al sector y la dependencia financiera externa (el 90%) de la producción.

Con este telón de fondo, durante los tres primeros años de vida Al Tarab centró sus actividades alrededor de la Muestra de Cine Africano de Tarifa (MCAT), cuyas acciones abarcaron las orillas española y marroquí del Estrecho de Gibraltar. En 2005, aparte de ofrecer una selecta programación de cine africano, la muestra albergó el embrión de lo que más tarde se consolidó como el Foro de Coproducción África Produce, cuyo objetivo es ofrecer un espacio de encuentro y reflexión para los profesionales africanos y españoles del audiovisual, que lamentablemente tuvo que ser suspendido a partir del 2014 por falta de presupuesto.

Con la puesta en marcha en 2006 del Plan África, el compromiso de Al Tarab encuentra su marco político de referencia. En 2007, la Muestra de Cine Africano de Tarifa pasó a convertirse en un Festival con secciones a concurso y palmarés.

En 2012, el festival cambia de sede, convirtiéndose en el Festival de Cine Africano de Córdoba - FCAT, ciudad que ha sabido acoger esta propuesta, convirtiéndola en una de las citas culturales consolidadas de la agenda cordobesa.

Al Tarab amplía su radio de acción a la vez que crece su experiencia. Ya no se trata solo de divulgar el cine de África a través del festival, sino también de aportar un grano de arena a la industria cinematográfica del continente, frágil pero no por ello endeble, ausente pero no por ello inexistente.

En esta ocasión, destaca una vez más la amplia diversidad geográfica de las producciones que se proyectarán durante el festival, con la que se pretende reflejar la heterogeneidad de las cinematografías africanas.

El FCAT Córdoba, que tras tres ediciones celebradas en la ciudad es ya una de las citas culturales consolidadas de la agenda cordobesa, se presenta un año más como el único evento cinematográfico especializado en cinematografías africanas en el ámbito hispanohablante.

El FCAT Córdoba, organizado por la asociación sin ánimo de lucro Al Tarab, cuenta con el Ayuntamiento de Córdoba y la Cooperación Española como patrocinadores principales, además del apoyo de otras entidades encabezadas por el Instituto Halal, el Chaabi Bank y la Fundación Mujeres por África. La Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía vuelve a sostener la iniciativa así como Casa árabe, Casa África, TV5 Monde, la empresa cordobesa Pit24, el Instituto Francés, El Corte Inglés y la catalana Mava Real.

Una primavera cargada de cine

La programación fílmica se distribuye en seis secciones, dos de ellas competitivas, a las que se suma una sesión especial. En esta edición, serán 27 las películas a concurso en las siguientes categorías: “Hipermetropía” (largometrajes de ficción y documentales) y “En breve” (cortometrajes de ficción y documentales).

Los títulos que conforman las secciones competitivas han sido seleccionados tanto por su diversidad geográfica como por su actualidad (algunas de las películas son de 2015); así como por la innovación y reflexión sobre el lenguaje cinematográfico que plantean.

Fuera de concurso, “Afroscope” ofrece una radiografía del África contemporánea a través de miradas internas y externas, entre las que destacan las de reconocidos directores europeos que han centrado su interés en las realidades africanas, como Aki Karismaki (Le Havre), Pedro Costa (Cavalo dinheiro) o el recientemente fallecido René Vautier (Avoir 20 ans dans les Aurès y Afrique 50).

“Relatos del pasado: Sudáfrica y Angola”, propone un recorrido a través de la historia más reciente de estos dos países, con un homenaje especial a Angola, que celebra este año el 40 aniversario de su independencia. Los títulos de esta sección se centran en temas históricos como el apartheid sudafricano, o la revolución y guerra civil angoleñas.

Por su parte, “Diáspora africana” recoge una muestra de títulos latinoamericanos de temática afrodescendiente. Con esta sección, el Festival de Cine Africano, único evento de estas características en lengua hispana, pretende seguir sirviendo de vínculo entre América latina y África.

En esta edición, el FCAT Córdoba quiere rendir tributo a uno de los intérpretes más reconocidos del cine africano con el “Homenaje a Emil Abossolo Mbo”, en la que podremos ver seis largometrajes protagonizadas por el gran actor camerunés.

A estas secciones se suma una sesión especial en la que se proyectará el documental Congo, un médecin pour sauver les femmes, de Angèle Diabang; que cuenta la historia del ginecólogo y cirujano Denis Mukwege, recientemente condecorado con el premio Sajarov, quien centra sus esfuerzos en atender a mujeres víctimas de abuso sexual en Congo.

Más allá de las pantallas.

El 12º Festival de Cine Africano de Córdoba completa su programación fílmica con una serie de actividades paralelas entre las que destacan las que pretenden profundizar en el cine africano más allá de las pantallas.

Así, el Teatro Góngora acogerá este año los clásicos Aperitivos de Cine, encuentros informales entre cineastas, periodistas y público que en esta ocasión estarán dirigidos en colaboración con Javier H. Estrada de la revista de cine Caimán.

Por su parte, el FCAT Córdoba retoma su rama formativa con el III Foro de formación “El Árbol de las palabras”, en el que se busca facilitar un espacio único de reflexión y encuentro para que expertos, periodistas, críticos, investigadores y cineastas cuyo plazo de inscripción se abrió el pasado lunes, que será además retransmitido por RNE y Radio Exterior a través de un programa homónimo dirigido por Javier Tolentino.

Actividades para todos los públicos

Un año más, el FCAT Córdoba acoge un programa pedagógico, el Espacio Escuela, dirigido a escolares y estudiantes de entre 8 y 18 años. Así, en colaboración con el centro de formación Educaislam, Espacio Escuela ha programado 20 sesiones, consistentes en una proyección y actividades educativas, que tendrán lugar del 23 al 27 de marzo en la Filmoteca de Andalucía.

Para los más pequeños y sus familias, el festival acoge en esta edición la Aldea Africana. Allí podrán disfrutar de una programación de cine africano especialmente pensada para el público infantil, un taller en el que aprenderán a cantar nanas africanas en lengua wolof ” Nanas del Baobab” y otras actividades de carácter lúdico-educativo.

Cultura Africana

Además del cine, el festival quiere acercar otros aspectos de la cultura africana a la ciudadanía. Así, en esta edición tendrá lugar un taller de danza africana contemporánea, impartido por la bailarina y coreógrafa Aïda Colmenero, dirigido tanto a público infantil como adulto. El taller tendrá lugar en La Casa Azul.

La literatura también tendrá su espacio en el FCAT Córdoba. En el encuentro “Literatura e Inmigración”, se darán cita el reconocido periodista y escritor guineano Donato Ndongo y Mahmoud Traoré , protagonista del libro Partir para contar: Un clandestino africano rumbo a Europa.

Completa esta programación paralela la exposición fotográfica “Son mis derechos”, en la que 30 fotógrafos europeos ilustran los 30 artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos aprobada en 1948 por Naciones Unidas, gracias a la colaboración de Amnistía Internacional.

Los espacios del FCAT Córdoba 2015

Los escenarios en los que tendrá lugar el 12º Festival de Cine Africano de Córdoba son: el Teatro Góngora, la Filmoteca de Andalucía, la sala Vimcorsa, Casa árabe, la Facultad de Filosofía y Letras y La Casa Azul.

 

ACTIVIDADES PARALELAS

- Aperitivos de cine.
- III Foro de formación ACERCA: “El Árbol de las palabras”
- Espacio Escuela.
- Aldea Africana.
- Taller de danza contemporánea africana impartido por Aïda Colmenero.
- Encuentro sobre Literatura e Inmigración.
- Exposición: “Son mis derechos: la declaración universal de derechos humanos a través de la mirada de 30 fotógrafos” en colaboración con Amnistía Internacional.

 

EL CARTEL FCAT 2015

El cartel de la 12ª edición del Festival de Cine Africano de Córdoba está basado en una obra del fotógrafo Manolo Yllera perteneciente a una serie homenaje al fotógrafo maliense Seydou Keïta (1921-2001) realizada para la revista AD, de la cual Yllera es fotógrafo de cabecera.

Con esta serie se pretendía revisitar el particular estilo visual del maliense, conseguido gracias al contraste de telas y estampados, dando lugar a imágenes sobrecargadas en la que destacaba en rostro humano como protagonista.

A Yllera le interesaba la dimensión emocional de los retratos de Keïta: en todas sus fotografías, los personajes aparecen dignificados, importantes, favorecidos.

El éxito de esta serie fotográfica dio lugar a la participación de Manolo Yllera en un documental de producción francesa sobre la figura de Seydou Keïta.